“Ahí te quedas”, por Celia Marcos, 21

Ahí te quedas

Celia 11La autora de la novela es Terry McMillan, el libro consta de 390 páginas, no es tanto como parece, de verdad, aseguro que cualquiera que se disponga a leerlo no tardará más de 50 páginas en engancharse por completo a la trama central del libro. La editorial que lo publica es Anagrama, dentro del proyecto “Panorama de narrativas” en 1995.

A decir verdad, cuando empecé a leer el libro, pensé que sería uno más en la larga colección de libros para el instituto, de esos que te lees porque no te queda más remedio y que es capaz de hacerte conciliar el sueño mejor que el mejor de los somníferos, pero puedo asegurar que esta sensación no me duró mucho tiempo; Ahí te quedas es un libro de lo más curioso, y en mi opinión, capaz de hacerte reflexionar sobre muchos aspectos.

El argumento de la novela es básicamente el transcurso de la relación entre dos jóvenes de raza negra, ella se llama Zora, es luchadora, emprendedora, trabajadora y soñadora. Espera poder dedicarse algún día al mundo de la música; en cambio él, es su polo totalmente opuesto, no es un hombre competente, ya que trabaja muy de cuando en cuando, según él, porque los blancos no quieren gente como él en sus asuntos, pero pronto se deja ver cómo tampoco hace mucho por buscarse la vida en ese aspecto, le parece muy cómodo vivir de Zora.

Celia 12
Se conocen por casualidad, esa no es en mi opinión la parte más entretenida, lo mejor viene después, cuando ya viven juntos, comparten cosas, cuando toca convivir al fin y al cabo, ¡de qué manera me ha hecho el leer todas sus vivencias plantearme como sería en un futuro compartir piso con amigas, quizá una pareja, otros estudiantes…!
La convivencia entre ambos comienza tranquila, ambos están ilusionados con el comienzo de su relación, pero esto no tarda en cambiar. Franklin es alcohólico, y eso les trae muchos problemas a lo largo de toda la novela, los problemas aumentan cuando Zora se queda embarazada, es él el que la pide que tenga el bebé, pero no pasa mucho tiempo hasta que se cansa de la situación, esto termina acabando con su relación, llegan a un punto en el que no se aguantan el uno al otro, discuten, no se ponen de acuerdo en nada…

Celia 13La autora, Terry McMillan nació en Port Huron el 18 de octubre de 1951 (¡el mismo día que yo! ¿coincidencia?) y continúa viviendo en los Estados Unidos. Su primer libro, Mama, fue publicado en 1987. Pero su fama fue fruto de su tercera novela, Esperando un respiro, la cual permaneció en la lista de mejores ventas del New York Times muchos meses, y en 1995, ya había vendido tres millones de copias. Otros de sus títulos más conocidos son Como Estela recuperó la marcha, Actos desesperados y Un día más y un dólar menos.
Una curiosidad sobre su vida que llamó mi atención es que su primer marido, Jonathan Plummer, le confesó ser gay tras años de matrimonio, y no contento con eso, trató de avergonzarla y humillarla todo lo que pudo durante todo el periodo de trámites de divorcio; otra conclusión que he sacado tras empaparme un poco con vivencias y capítulos de su vida, es que al igual que Zora, la protagonista del libro, Terry es una mujer luchadora y trabajadora.

Como no podía ser de otra forma, ya que este trabajo es para el departamento de música, la novela de alguna manera está muy relacionada con este mundo e incluye información musical. Aparte del trabajo de Zora como profesora de música y sus clases de canto, Franklin es también un aficionado a la música.
Me llamó mucho la atención la respuesta de Zora, a la pregunta de quienes eran sus cantantes favoritos (pág. 144), puedo aseguraros que la primera vez que lo leí, sólo conocía a Aretha, pero ahora, tras jugar un poquito en internet, podría contaros un poco sobre cada uno de ellos, o por lo menos sobre los que han llamado más mi atención, los artistas son Joan Armatrading, Nancy Wilson, ChakaKhan, Aretha, Laura Nyro,SaraVaughan y JoniMitchel.

Empezaré por lo más fácil, la gran Aretha. Es una cantante de soul, R&B y gospel. Apodada como «Lady Soul» (la Dama del Soul) o «Queen of soul» (la Reina del Soul), es para algunos una de las artistas más influyentes en la música contemporánea, ostentando el puesto número uno de la lista de Los 100 cantantes más grandes de todos los tiempos de la revista Rolling Stone. A mediados de la década de 1960 se consolidó como estrella femenina del soul, algo que usó en favor de los derechos raciales en Estados Unidos, siendo un elemento influyente dentro del movimiento racial y de la liberación femenina. En 1987, Franklin se convierte en la primera mujer en entrar en el Rock and Roll Hall of Fame.

Me ha gustado mucho el hecho de ver imágenes suyas cantando, ya que en la mayoría de los vídeos aparece simplemente una carátula, bueno, aparte de escuchar la canción en sí, ¡un sobresaliente!

Este otro le he elegido porque Rolling in the deep es una canción muy popular hoy, y me parece muy bonita y diferente la versión que hace.

Mi otra elegida es Chaka Khan. La verdad es que no sé muy bien por qué, pero su música me transmite muy buenas sensaciones, me parece agradable. Es una cantante y letrista estadounidense que se hizo famosa en los años 1970 como cantante al frente del grupo de funk, Rufus. En 1978, Khan se embarcó en una exitosa carrera en solitario. Sus hits más populares, tanto con Rufus como en solitario, son “Tell Me Something Good”, “Sweet Thing”, “Ain’t Nobody”, “I’m Every Woman”, “I Feel For You” y “Through The Fire”.


¡¡Me encanta esta!! Además es un poco más actual.

A parte de esto, también hablan bastante del Rhythm and blues. Es un género de música popular afroamericana que tuvo su origen en EEUU en los años 1940 a partir del blues, el jazz y el gospel. Se la describió como “una música basada en el jazz, movida, urbana y con un ritmo insistente”. Constituyó la base musical para el desarrollo del rock and roll.

Top 25 Rhythm and blues.

Mariah Carey, es la cantante más representativa del RyB más moderno.

Para finalizar, aunque creo que la valoración personal la he ido realizando un poco a lo largo de todo el trabajo, voy a repetirme y a recomendar el libro sin duda. Me ha parecido súper entretenido y fácil de leer. La verdad es que el título no me parece el más adecuado, yo optaría por uno más llamativo, en cambio, el título del libro en inglés es “Disappearing Acts”, pero mi opinión es la misma, no me aparece atractivo de cara al público.
Sin duda, mi momento favorito de la historia que cuenta el libro es el nacimiento de Jeremiah, el hijo de Zora y Franklin, quizá no sea la parte más intensa o interesante, pero me lo llevo a mi terreno y es sin duda la parte que más me emociona. Un libro estupendo, no descarto la idea de volverlo a leer en un tiempo.

This entry was posted in 2º BACHILLERATO 14-15. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *