“Orfeo y Euridice”, por Nadia Lombraña Hoyos, 22

Datos de la ópera
* Título: “Orfeo y Eurídice”
* Compositor: Christoph Willibald Gluck
* Nº de actos: III
* Autor del libreto: original de Raineri De’ Calzabigi y traducción de Aitor Laiseca
* El libreto se basa en el mito de Orfeo de la mitología griega
* Año de estreno: 5 de octubre de 1762 en el Teatro de la Corte de Viena

Resumen del argumento
Tras la muerte de Eurídice, Orfeo muestra sus inmensos lamentos a los dioses griegos al comienzo de esta ópera. Éstos, y concretamente, el Dios Amor, le ofrece un trato: debe buscar a su esposa en el inframundo y conducirla a la salida sin mirarla ni explicarle por qué no debe mirarla. Orfeo, feliz, acepta el trato y cuando se dispone a salir con su amada, ésta se entristece y se lamenta al ver que Orfeo no la mira ni abraza. El enamorado, incapaz de oír sus lamentos termina por mirarla y ésta desaparece y muere. Finalmente, el dios Amor decide resucitar a Eurídice por el inmenso sufrimiento de Orfeo y éstos festejan el regreso de Eurídice.

Biografía del autor
Christoph Willibald Ritter von Gluck (1714-1787) fue un compositor alemán que se propuso reformar la ópera, subordinando la música a la poesía con el fin de reforzar la expresión de los sentimientos, despojándola de adornos innecesarios. Una de sus óperas más famosas es esta, “Orfeo y Eurídice” (1762), donde se pueden notar sus innovaciones con respecto a la ópera.

Contexto
Orfeo y Eurídice” es una ópera perteneciente al Clasicismo y compuesta por Gluck cuando éste pretendía reformar la ópera; por ello, ésta se caracteriza por el reforzamiento de los sentimientos de los personajes. Pertenece también al género de azione teatrale (acción teatral), es decir, implica que la ópera se basa en un tema de la mitología y utiliza danzas y coros.
Su primer estreno, con gran éxito, fue en el Teatro de la Corte de Viena en 1762. Es la ópera más popular de las obras de Gluck y, por ello, una de las más influyentes en la ópera alemana posterior, entre las que destacan “La flauta mágica” de Mozart, “Fidelio” de Beethoven y “El oro del Rin” de Wagner.
También es necesario comparar esta ópera con la que compuso Monteverdi a principios del XVII. En primer lugar, Monteverdi comienza la trama con el apasionado noviazgo entre los enamorados, seguido de la muerte de Eurídice y culminando con una innovación al final, Apolo, padre de Orfeo, va a buscar a éste y se lo lleva al Olimpo; de esta manera, Orfeo tiene que aceptar la realidad de la pérdida. Por otro lado, el comienzo de Gluck es ya con la triste muerte de Eurídice, aunque éste decide acabar el mito de una manera muy diferente, presentando un final feliz en el que Orfeo y Eurídice consiguen estar juntos tras la vuelta a la vida de la amada.

Partes más conocidas
La parte más conocida de esta ópera es el aria “Che farò senza Euridice” del acto tercero, justo después de que ella muera al incumplir Orfeo su trato.

Otra parte que cabría destacar, aunque no es tan conocida, es el final; en él, se celebra el regreso de Eurídice.

Puestas en escena
En cuanto a las puestas en escena, las podemos encontrar variadas. Por ejemplo, en la siguiente podemos observar una puesta en escena clásica.

Por otro lado, en este fragmento de “La danza de los espíritus”, hallamos una puesta en escena moderna.

This entry was posted in 2º BACHILLERATO 15-16. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *